Trastornos alimenticios en Navidades

hospital_enelvértice Fuente: Canva

Casi medio millón de personas sufre de anorexia en España

Pilar Mesquida Barceló

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

La historia de Francisca Nicolau y su hija, María Francisca, empezó hace ya casi cinco años, cuando le diagnosticaron a su hija el Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) de la anorexia nerviosa. Dicha enfermedad afecta, solamente en España, a más de 300.000 jóvenes de entre 12 y 18 años y un total de casi medio millón de personas, según el Centro de Investigación en Biomédica en Red.

Para la psiquiatra especialista en TCA del Hospital Son Espases, Carmen Bermúdez, la causa de la anorexia podría recaer en la misma sobrevaloración de la figura estética de una excesiva delgadez, en factores familiares o en las mismas condiciones de la vida, como el cambio físico de la adolescencia.

Tanto para la doctora Carmen Bermúdez como para el doctor Javier Conejo, psiquiatra de la Unidad de TCA del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, la atención durante todo el día, una buena relación con la familia y una buena tradición alimentaria son de suma importancia, tanto a la hora de desarrollar este tipo de trastornos, como a la hora de la recuperación.

Francisca enviudó hace diez años por culpa del cáncer de garganta de su marido, haciendo de ella la única figura parental de su casa. Este hecho y las condiciones que ha supuesto la Covid-19 han provocado que Francisca no pueda proporcionar todo el tiempo y las condiciones deseadas a la recuperación de su hija.

Problemas ocultos

La extrema delgadez es solamente la parte visible del problema, pues los problemas a corto, medio y largo plazo son muchos y muy peligrosos. En el caso de su hija, Francisca explica que se ha quedado, a veces, sin poder caminar.

“Ha llegado a beber siete litros de agua al día”, explica Francisca. Siendo ese el máximo que puede soportar el cuerpo humano, después, según Scientific American, el exceso de agua hace que la sangre se inunde, haciendo que entre en las células, provocando que estas se hinchen y estallen. Además, puede haber una alteración de electrólitos, como el sodio o el potasio, que en situaciones extremas puede llegar a causar un edema o una inflamación cerebral. “Se quedó con el potasio por los suelos, se plantearon ingresarla en la UCI”, recuerda Francisca.

“Ha llegado a beber 7 litros de agua al día”

señala Francisca Nicolau refiriéndose a su hija.

El doctor Conejo concreta los efectos a medio y largo plazo: “A medio plazo podemos ver cómo el cerebro se atrofia, pierde masa, mientras que a largo plazo es habitual en mujeres la descalcificación en los huesos, causando fracturas patológicas por osteoporosis”.

Navidad, Covid-19 y anorexia

Según el Instituto de Terapias Psicológicas la navidad es una época difícil porque presenta condiciones que pueden provocar situaciones difíciles para las personas con anorexia.

Las navidades se caracterizan por la gran cantidad de cenas y comidas que se realizan, habiendo más presencia de alimentos “prohibidos”, como los polvorones, turrones y otros dulces. “Como le sigue gustando el dulce, pero no lo quiere comer, lame las galletas y los dulces y luego los tira a escondidas”, cuenta Francisca.

Si se suman las restricciones de la Covid-19, que provocan la ruptura de las rutinas, como ir a correr o salir a caminar, la ansiedad de las personas con este trastorno aumenta, pudiendo hacer empeorar su situación. “Yo le decía que no lo hiciese, pero salía a correr cuando había el confinamiento total. Le importaba más hacer ejercicio que la posible sanción”, relata Francisca.

Para intentar amainar estos afectos, el Instituto de Terapias Psicológicas sugiere que se intente llevar una rutina, sobre todo en lo referente a la comida, que se evite regalar ropa o hacer referencia al incremento de peso que causan las comidas navideñas. Pero también hace referencia a que las familias tienen derecho a disfrutar de las fiestas.

“La anorexia es la enfermedad mental más mortal”

según el Centro de Investigación Biomédica en Red.

Cronificación del 20%

El doctor Conejo asegura que la anorexia es un trastorno que se padece juntamente con otras patologías psicológicas como la depresión, la ansiedad o trastornos de la personalidad. Estos trastornos pueden agravarse por las condiciones que ha impuesto la pandemia de la Covid-19, pues el aislamiento, las distintas restricciones y demás, puede incrementar tanto la ansiedad como la depresión.

Según la doctora Bermúdez, estos hechos provocan que el 60% de los pacientes tengan alguna recaída y que aproximadamente el 20% de ellos tengan anorexia crónica. Y según el Centro de Investigación Biomédica en Red, la anorexia es la enfermedad mental más mortal a causa de las complicaciones físicas y por el suicidio.