Destrozamos nuestro hogar, y él no sabe ya cómo advertirnos. Los cambios de temperatura bruscos, las tormentas torrenciales o las insoportables olas de calor son algunas de las maneras que tiene el planeta Tierra de decirnos que algo estamos haciendo mal. Los seres humanos llevamos siglos construyendo, talando y deshaciéndonos de residuos al pensar que los recursos son infinitos. Pero, ¿lo son?