Aceptar lo diverso como norma no parece encontrar una gran aceptación en la sociedad. A día de hoy, la diversidad afectivo-sexual todavía encuentra dificultades para su total inclusión. Tanto es así, que es difícil encontrar libros que muestren un discurso alejado del modelo heteronormativo.